viernes, 19 de agosto de 2016

La Odisea

He tenido un poco abandonado el blog y lo siento muchísimo. Pero tengo que decir, antes que nada, que la épica no es mi género favorito, y la verdad leerlo me cuesta bastante. Lo mismo me pasó con El Cantar de los Nibelungos y con El Poema del Mio Cid. Dos excepciones importantes a esta regla han sido Beowulf y La Epopeya de Gilgamesh

Otro reto al que cualquiera se enfrenta cuando lee un clásico de clásicos es que es difícil decir algo que no se haya dicho ya, de la obra en sí. Porque con tantos años y tantas personas que lo han leído pues parece que ya no hay más qué decir. Sin embargo, haré mi mejor intento. 

Considero que La Odisea es uno de los textos más importantes y con un legado bastante interesante. Sirve para conocer bastante de la civilización griega; una de las civilizaciones antiguas más importantes en cuanto a cultura e historia para la humanidad, en general. 

Aunque yo no disfruté tanto la lectura, porque se me hizo pesada, repetitiva y tediosa (como casi siempre me pasa con la épica); lo que sí disfrute fue el conocimiento y la retroalimentación. A mí me encanta la historia y la cultura, entonces leer un texto antiguo que nos da a conocer y nos explica mucho de una de las mitologías más famosas a nivel mundial, es fantástico. 

Se me hizo bastante tardado todo el proceso por el que tuvo que pasar Odiseo desde que llegó a Ítaca, hasta que pudo revelar su identidad a Penelopea... Y eso me desesperó un poco. Sin embargo, creo que el honor es un factor de suma importancia en la épica, y entiendo todo lo que tuvo que hacer para que su familia recuperara el honor. 

Recomiendo La Odisea, para cualquier persona que guste de conocer más de la mitología, la cultura y la historia griega. Y para quienes disfruten de la épica, por supuesto. Para personas como yo que no nos gusta la épica, pero nos fascina la historia, tiene un sabor agridulce. Con más puntos buenos, claro, porque un clásico siempre te va a marcar de una u otra manera.

Hasta la próxima :)